Dimensiones y diseño
Pese a que el tamaño de la pantalla de Galaxy Note 10.1 es mayor que la del iPad de tercera generación (9,8 pulgadas), la calidad de la tableta de Apple supera a la de Samsung. El iPad cuenta con una resolución de 1536 x 2048, con una densidad de 264 píxeles por pulgada mientras que el Galaxy tiene una resolución de 800 x 1280 y 149 píxeles por pulgada.

En cuanto a tamaño, las dos tabletas se sitúan en el rango de las tablets ‘grandes’, con unas dimensiones bastante similares. La Galaxy Note de Samsung tiene 597 gramos de peso, unos 50 gramos menos que el iPad. En grosor, el Note también es más delgado, con 8,9 mm frente a los 9,4 del iPad, pero su batería tiene menos autonomía, con 7.000 mAh, 4.560 mAh por debajo del dispositivo de Apple.

Los altavoces laterales del Note ensanchan el dispositivo y a su vez permiten al usuario un manejo bastante práctico, evitando colocar los dedos en la pantalla, además de ser muy útil para guardar una de las sorpresas de la tableta, el lápiz S-Pen. De hecho, el manejo del lapicero ha sido uno de los aspectos más cuidados por Samsung, que ha dotado al Note 10.1 de un sistema que reconoce 265 niveles diferentes de presión.

Equipamiento interno
El Galaxy Note 10.1 es más potente que el iPad de Apple. La coreana ha equipado a su tableta con un procesador de 1.4 GHz y cuatro núcleos y 2 GB de RAM. Para completar el pack, el Note funciona con Android Ice Cream Sandwich, detalle importante a tener en cuenta puesto que por el momento el sistema operativo de Google no cuenta con demasiadas aplicaciones para tabletas. Samsung ha intentado lidiar este problema con apps propias y exclusivas para el uso del S-Pen que le aportan un ‘plus’ frente a otras tablets. Destaca Note S, una libreta digital donde tomar notas con el lapicero, añadir imágenes o diseños propios y que incluso es capaz de reconocer fórmulas matemáticas escritas a mano.

Otra de las características que más llaman la atención es la opción de vista múltiple. La tableta de Samsung puede abrir y utilizar dos aplicaciones distintas a la vez, función muy útil pero que solo está disponible para determinadas apps. Es posible, por ejemplo, leer una página web a la vez que se toman notas.

Precios
La tableta de Samsung tiene un precio elevado para la gran competencia que existe actualmente y la que se avecina. El modelo de 16GB WiFi se comercializa desde 529 euros mientras que el nuevo iPad con las mismas características está disponible desde 492 euros.

Anuncios