La importancia de la cerveza en el Antiguo Egipto nos da idea el hecho de que era considerada, junto al pan, como “dos nuevos ojos” y que su invención era atribuida nada menos que a Osiris, el hijo de Nut, Señor de Abidos, y a Busiris, dios y juez de los muertos, siendo por ello el espíritu de los cereales el que los hacía germinar y regenerar anualmente en el lodo del Nilo.

Es a los egipcios a los que se atribuye su invención y en especial su producción “industrial”, siendo su consumo de enorme importancia para la población del alto y Bajo Egipto.

Tanto en pinturas, grabados, figuras y en las mismas tumbas, entre ellas la de Amenofis II, se explicaba el ciclo completo de elaboración de la cerveza.

La materia prima principal no era la Cebada, llamada “it”, más cara de precio, sino una especie de trigo rojo llamado espelta.

Las normas de fabricación eran muy severas y se controlaban por el monarca o príncipe de cada provincia o nomo de Egipto. Y al final se procedía a sellar la jarra con arcilla cocida para certificar la calidad y autenticidad de la cerveza mediante una inscripción jeroglífica en la tapa del recipiente. Esta no se tocaba hasta la operación de “apertura de la jarra” para evitar mezclas, siendo todo ello muy vigilado por las normas estrictas de cada cervecero. Podíamos estar refiriéndonos a las primeras marcas de calidad o incluso denominaciones de origen.

Hay reseñas de hasta 17 tipos de cerveza. Había cervezas hechas a base de trigo rojo: “espesa, malteada, fuerte, especial para ofrendas”; con cebadas del Alto y Bajo Egipto; dulce; “de perecer”; salada; con dátiles; etc. El contenido alcohólico variaba, de los 4º de la común hasta los 14º o más de la cerveza fuerte, según el proceso de fabricación.

La cerveza egipcia difería bastante de la actual. Era en muchas ocasiones muy espesa, tanto que no se bebía, si no que se “comía” en unos cuencos al estilo de lo que hoy es el gazpacho, puré o el salmorejo.

El pueblo egipcio llano, el campesinado, tenía como base de alimentación el pan, la cebolla y la cerveza, y si bien era usada con ese destino alimenticio, también se usaba como medicina, tal y como se transcribe en los diversos papiros médicos como el de Ebers.

También era empleada como medio de pago o como uso lúdico en los distintos festejos.

Al margen de estos usos, existía el consumo de la cerveza en las ofrendas a los difuntos, las cuales se realizaban normalmente en cantidades de miles.

Como curiosidad, la transliteración del nombre genérico “cerveza”, hnkt, dado que la forma de escritura egipcia carecía de vocales, podría leerse más o menos como Henekt, de sonido gutural parecido a Heineken.

Fuente: Gastronomía y nutrición, Javier Martinez Monzo.

Adjunto un video sobre la vida de los egipcios bastante bueno: La Vida Cotidiana De Los Antiguos Egipcios

AlbertoPG

Siguenos en Twitter

Anuncios