cata

En España, fallece el catador de vinos de una firma de vinos de cierto prestigio dentro del sector vinícola. En la bodega de los vinos, el director y los socios de la compañía empiezan a buscar a un catador.

Se presentó un viejo borracho muy sucio solicitando el puesto mencionando en nombre de una amiga de la esposa del director y afirmando ser el mejor de todos por los años de experiencia que tenía como catador de vinos.

El director y sus socios se preguntaban cómo podían deshacerse de él.

Le dieron una copa de vino para que lo tomara. 

El viejo, casi sin mantenerse en pie, lo probó y dijo:

“Es un Moscatel de tres años, elaborado con uvas cosechadas en la parte norte de la región, madurado en un barril de acero.  Es de baja calidad pero aceptable.”

“Correcto”, dijo el director.  “Otra copa por favor.” 

“Es un cabernet, de 8 años, cosechado en las montañas al sur de la región, madurado en barril de roble americano a ocho grados de temperatura. Le falta aún tres años más para que alcance su más alta calidad.” 

“Absolutamente correcto.  Una tercera copa.”  

“Es un champage elaborado con uvas pinot blanc de alta calidad y exclusivas”, dijo el borracho. 

El director no lo podía creer, le hizo un guiño de ojos a su secretaria  para sugerirle algo. Ella salió de la habitación y regresó con una copa de orina. 

El “alcohólico” lo probó.  

“Es una rubia de 26 años de edad, con tres meses de embarazo y, si no me dan el puesto, 

digo quién es el padre”

 

Un saludo amigos
Anuncios