Fuente: labutaca.net

Así es la protagonista de esta sorprendente historia. El clásico cuento de Los Hermanos Grimm, adaptado a la española por el cineasta Pablo Berger, reaparece en la gran pantalla con un formato de lo más novedoso si tenemos en cuenta que prácticamente todos los títulos que hoy día se proyectan son a color y con grandes efectos de sonido que no se asemejan en nada al cine mudo. Y digo prácticamente todos porque da la casualidad de que meses antes de estrenarse Blancanieves apareció en escena The Artist, también muda y en blanco y negro.

Pues bien, a pesar de pertenecer al tan mal afamado -entre algunos sectores de la población- cine español, proyectarse en blanco y negro, en formato cuadrado y ser una película muda, la Blancanieves de Berger es un film sorprendente que para nada pasa desapercibido.

Fuente: labutaca.net

Es una historia perfectamente adaptada -con enanitos incluidos- llena de ternura, drama, emoción y buenas dosis de humor. En ningún momento se echan en falta los diálogos, pues la banda sonora te atrapa e hipnotiza en muchas ocasiones, y los intertítulos -los estrictamente necesarios- están magistralmente escogidos y adaptados en el guión. Por otro lado, el uso del blanco y negro, con grandes contrastes y exageradas luces y sombras típicas del expresionismo alemán aportan mucho dramatismo a la historia, al igual que los encuadres y ópticas usadas. Tampoco hay que olvidarse de las actuaciones, a destacar -desde mi punto de vista- la de Marivel Verdú y la de la pequeña Sofía Oria.

Fuente: labutaca.net

Y si a todo ello le sumamos unas imágenes perfectamente compuestas, cargadas de belleza y sentimiento que dan gran fuerza visual, el resultado es una película que no se puede pasar por alto. Dicho todo esto he de reconocer que al principio me dio bastante pereza ir al cine y pagar ‘el pastizal’ que hoy día cuesta una entrada; Sin embargo, no me arrepiento para nada, y animo a todos aquellos indecisos o reticentes a que se acerquen a verla, ahora que aún está en las salas, porque sin duda merece la pena.

Fuente: labutaca.net

Fuente: labutaca.net

Síguenos en Twitter

Anuncios