Hoy, día 1 de noviembre de 2012 ha fallecido,  “el último combatiente contra las mentiras de la realidad“, según opina Isabel Escudero, su pareja desde hace 36 años.

Agustín García Calvo, año 2000 / ULY MARTÍN
Fuente: elpais.com

Agustín García Calvo,  intelectual polifacético (ensayista, poeta, dramaturgo, traductor y filósofo), nos ha dejado a los 86 años de edad en el Hospital Vírgen de la Concha de Zamora (ciudad en la que nació en 1926), debido a una insuficiencia cardíaca.

Estudió Filología Clásica en la Universidad de Salamanca, en 1951 se convirtió en profesor de instituto. Debido a su oposición al régimen franquista situándose del lado de las protestas estudiantiles, fue privado, junto a José Luis Aranguren y Enrique Tierno Galván, de su cátedra en la universidad Complutense de Madrid en 1965. Pero durante su exilio a Francia continuó con su labor docente en la Universidad de Lille y en el Collège de France, también fundó y coordinó una tertulia política y literaria en el café La boule d’or del Barrio Latino de la capital francesa. En 1976, tras su vuelta del exilio, volvería a ser nombrado catedrático de la UCM, permaneciendo en la cátedra hasta su jubilación en 1992.

En 1988 emprendió una iniciativa que duró hasta 1991. Consistía en el proyecto de una Escuela de Lingüística, Lógica y Artes del Lenguaje, para reconciliar disciplinas a las que la enseñanza había ido alejando. “Aquello fracasó, como fracasa todo lo que puede herir. El éxito solo llega a aquello que no hace daño a nadie, a aquello que sigue la corriente” comentó.

Fue ganador de tres premios nacionales: Premio Nacional de Ensayo, 1990, por “Hablando de lo que habla”, Premio Nacional de Literatura Dramática, 1999, por “Baraja del rey Don Pedro” y Premio Nacional a la labor como traductor 2006.

Entre sus obras más importantes se encuentra la trilogía compuesta por Del lenguaje, De la construcción (Del lenguaje II) y Del aparato (Del lenguaje III), en las que desarrolló su teoría general sobre el lenguaje.

Algunas de sus obras filosóficas son, Lecturas presocráticas y Lecturas presocráticas II, Razón común, Contra el tiempo, De Dios y Contra la Realidad.

Combatiente incansable contra el poder en todas sus formas, no dudaba en arremeter contra la cultura institucionalizada, contra las fuerzas políticas y la demagogía a la que incurre la democracia, situando a la cultura y a las personas por encima del poder. “Era un hombre atípico, único e inconfundible, siempre alejado de modas y al margen de la vida cultural oficial“, ha declarado a la agencia Efe Fernando Savater, antiguo alumno suyo.

El Poder no ha podido inventar un truco con más poder de engaño que el del régimen democrático. -O sea el pueblo dominando al pueblo. -Como si el pueblo pudiera ser otra cosa que lo que sufre el Poder…”

Participó activamente en el movimiento 15-m, acudiendo cada jueves a la plaza de Sol, para hablar con los jóvenes. “Lo que más me consuela después de su muerte es la cantidad de jóvenes que ha dejado tras él y tras su pensamiento. Gente viva, del 15-M, y no de la Cultura en mayúsculas, que siempre ha mirado para el otro lado” ha comentado Isabel Escudero.

Estuvo en la tertulia que organizaba semanalmente en el Ateneo hasta la semana pasada. En la última, habló sobre física y matemáticas en una conferencia llamada Uno más uno son dos.

Mañana será enterrado a las 17.00 en el cementerio municipal de la ciudad.

Hoy me despido de él con un “hasta luego”, por que la gente de su categoría nunca se va del todo, siempre están ahí para desvelarnos el engaño al que nos someten las mentiras de la realidad y luchar contra ellasesperando que algún día seamos libres y no obligados a ser.

 

Delusion.

Anuncios