image

Hoy se cumple un año de la trágica muerte de Marco Simoncelli. La mala suerte confluyó en la curva 11 del circuito malayo de Sepang. Los detalles los conocéis de sobra…

Grandísimo piloto sin lugar a dudas, de los de antes, me explico. Agresivo, frenando encima del rival, aprovechando su corpulencia en los mano a mano y buscando siempre el cuerpo a cuerpo.

Una pérdida enorme para el motociclismo, que no le trató bien en mi opinión, y muy en especial el español. Nuestros pilotos siempre le han acusado de exceder el límite de la agresividad (léase Barberá, Lorenzo, Pedrosa). Recordemos que después del incidente con Pedrosa empezó a llevar guardaespaldas para evitar males mayores.

Todos han cometido errores, Pedrosa se llevó a Hayden por delante y casi le cuesta el mundial a  éste último, Lorenzo salió por orejas su primer año demasiadas veces.

Esa misma agresividad de la que se le acusaba es la que le costó la vida, cuando no quiso ver que la caída era inminente, y se aferró a la moto con todas sus ganas dando
lugar al fatal desenlace.

Persona de gran corazón según se contaba en el mundillo, duro palo para todos.

Siguenos en twitter

Ciao SuperSicc! Siempre te recordaremos.

Siguenos en twitter

Anuncios